martes, 3 de noviembre de 2009

LA SANTIFICACION DEL TRABAJO DE UN CARNICERO

Nacho Alonso, carnicero barcelonés. Nacido en 1963 y padre de nueve hijos. La santidad no es cuestión de complicar lo sencillo. Dios nos ayuda a simplificar lo complicado.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial este carnicero barcelonés.Yo si tuviese cerca esa carnicería,compraria en ella de vez en cuando,por lo menos.Soy muy fiel a la mia pero !tenia TODO tan buena pinta!.Además,conociendole ya,le daría encargos concretos y no de carne ni de pollo precisamente.AH! y parecía de Madrid...Un abrazo M.A

Javier Vicens y Hualde dijo...

Bonita teología del pollo. Este amigo tiene mentalidad de carnicero, pero tiene un alma sacerdotal como un piano. Yo tomo nota.