sábado, 28 de febrero de 2009

MARÍA Y EL DON DE LA VIDA


De Rincón Mariano:
¡Mi vida no es mía!

Si nos ponemos en la piel de María, algo que sorprende es la rapidez con que dice que sí a lo que Dios le pide, la generosidad ante su vocación. ¿Sabes por qué actúa así? Porque es consciente de algo muy importante que muchos no sabemos, o si lo sabemos enseguida lo olvidamos: su vida no es suya.
García Morente, filósofo no creyente, se convirtió al darse cuenta de esto. Él lo explica con estas palabras que, aunque no son fáciles, si las lees con atención verás qué interesante:
"Mi vida, los hechos de mi vida, se habían realizado sin mí, sin mi intervención (se refiere al trabajo que tenía, las amenazas que recibió, tuvo que emigrar dejando a su familia...). Yo los había presenciado pero en ningún momento provocado. Me pregunto, entonces: ¿Quién pues, o qué era la causa de esa vida, que siendo mía, no era mía? Lo curioso era que todos esos acontecimientos pertenecían a mi vida, pero no habían sido provocados por mí; es decir, no eran míos. Entonces, por un lado, mi vida me pertenece, pero, por otro lado, no me pertenece, no es mía, puesto que su contenido viene en cada caso producido y causado por algo ajeno a mi voluntad". Sólo encontraba una solución para entender la vida: algo o alguien distinto de mí hace mi vida y me la entrega.

Madre mía, enséñame esta lección: Mi vida es mía y no es mía. Alguien distinto de mí hace mi vida y me la entrega. Yo con libertad la vivo como quiero, pero hay Otro que me la entrega con un para qué, con un fin, con una misión. Por eso mi vida es mía y es de Dios: somos copropietarios. Mi vida es para Dios, y por Él, para los demás, porque libremente quiero hacer el bien.

viernes, 27 de febrero de 2009

EL AYUNO QUE DIOS QUIERE


EL AYUNO QUE DIOS QUIERE
Is 58,1-9ª; Salm 50,3-19; Mateo 9,14-15
Benedicto XVI en el mensaje para la Cuaresma de este año nos recuerda el “Ayuno para ser amigos de Dios y para estar atentos a las personas necesitadas”. Al señalar ese doble aspecto de una misma realidad centra totalmente el sentido de la privación voluntaria de alimento. Los discípulos de Juan preguntan por el sentido del ayuno. Su pregunta, en principio, podemos entenderla como bien intencionada. Dicen: “¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan?”. Se preguntan por el sentido de una práctica que saben buena pero que no acaban de integrar totalmente en su vida. Su ayuno es como una pregunta sin respuesta.
En la contestación del Señor todo queda claro. Mientras se está con el Señor no es necesario ayunar. Jesús, con esas palabras indica que la práctica penitencial tiene un fin bien determinado: vaciar el corazón de todo lo que le sobra para poder estar con Dios. La moderación de los deseos, lo sabemos por experiencia, nos dispone mejor para el Señor al tiempo que despierta nuestra atención por los necesitados. De hecho, el ayuno nos prepara para el amor, que plenamente se da en Dios y al que nosotros vamos accediendo mediante el servicio al prójimo que pasa necesidad. No ayunamos porque sí ni para demostrarnos nada a nosotros mismos ni mucho menos a Dios. El motivo es el Señor y, por ello, el ayuno voluntario no va unido a la tristeza, aunque sí al sacrificio.
Cuando el novio no está, es cuando corremos el peligro de olvidarnos de Él, y entonces nuestro corazón puede llenarse con muchos sustitutos innecesarios. Entonces la renuncia pasa a ser memoria activa de Aquel a quien más deseamos. Nuestro corazón lo quiere a Él y a veces se ve engañado por otras cosas. De ahí el ayuno.
Los santos padres vieron desde el principio que el ayuno debía ir unido a la oración y a la atención hacia los pobres. De hecho fomenta la limosna, porque aprendiendo a moderar nuestros deseos empezamos también a querer compartir nuestros bienes con los demás. No es, por tanto, un problema alimenticio, sino una disposición total de nosotros mismos. Al incrementar nuestra amistad con el Señor también nos es más fácil reconocer a Jesucristo en quien sufre y podemos acercarnos a Él para intentar mitigar sus sufrimientos.
La Virgen María dispuso toda su vida de cara a Jesucristo y se asoció a su obra redentora. El amor que la unía al Corazón de su Hijo se prolongaba en un amor hacia todos los hombres. Por ese amor renunció a todo y aceptó cualquier privación que fuera necesaria. Cuando la vemos en el Calvario, haciendo ofrenda del que nació de sus entrañas, descubrimos en ella a la Madre que puede hacernos comprender la importancia del ayuno para amar a Dios y a nuestros hermanos
.
Del comentario a la liturgia del día (Archimadrid)

jueves, 26 de febrero de 2009

TESTIMONIO


Es el director de «Slumdog Millionaire», la película ganadora de ocho estatuillas
El oscarizado Danny Boyle se declara católico
24 Febrero 09 - M. V. Fe y Razón


MADRID - Llegó tímidamente a las salas de cine, con sus actores desconocidos y una historia marginal sobre los niños más pobres de la India. Pero como el héroe de su historia, «Slumdog Millionaire» -una película de bajo presupuesto- ha superado todas las expectativas y ha robado el corazón del público y de los críticos de la Academia, que la han premiado con ocho Oscar, entre ellos el de mejor película y mejor director. Danny Boyle, hijo de emigrantes irlandeses católicos, asegura que en la realización de su película ha influido la formación católica que recibió.

En unas recientes declaraciones, el oscarizado director ha manifestado que se considera católico «aunque no estricto, pero sí, tengo fe». Boyle se formó en un colegio de los salesianos en Bolton (Reino Unido) hasta el grado de bachillerato y contempló muy seriamente una vocación religiosa, hasta que un sacerdote lo convenció de que ése no era su camino: «No sé si estaba tratando de salvarme del sacerdocio, o al sacerdocio de mí», confesaría después.

Boyle asegura creer en la Providencia, ya que «nos pasan cosas que no se explican científicamente», y añade: «De hecho, el destino y la Providencia tuvieron su papel en la propia realización de la película». La religiosidad católica de Boyle está en sus genes y ha determinado la naturaleza de sus películas. Debutó en el cine en 1994 con «Tumba abierta» a la que seguiría la exitosa «Trainspotting» (1996), «La Playa» (2000), «28 días después» (2002) y la comedia mágico-religiosa «Millones» (2005), entre otras. En esta última, dos niños que afrontan el trauma de la reciente muerte de su madre se convierten en millonarios de la noche a la mañana cuando de un tren cae un bolsa llena de dinero robado, un detalle que los niños desconocen. El más pequeño de los niños cree que el dinero es un regalo de Dios para ayudar a los pobres.

A través de sus ojos infantiles la historia se hace mágica, pero como en «Slumdog Millionaire», el deseo de hacer el bien surge de una toma de conciencia de la diferencia entre el bien y el mal, y de que solo el bien hace a las personas merecedoras de amor. «Lo importante es amar» En «Una historia diferente», dos ángeles son enviados a la tierra para inculcar el amor en una pareja, como una solución a la crisis de valores. Y en «Slumdog Millionaire», Boyle dice haber intentado que se observen «las fuerzas contrapuestas» del «consumismo frente a lo espiritual del hombre». Su historia es propia de un cuento de hadas: un joven, Jamal Malik, triunfa gracias a su ingenio. El secreto del éxito de Jamal no es su ambición desmedida, sino la nobleza de sus propósitos y su fe en el poder del amor. «Lo verdaderamente importante es respetar la vida y a mar a los demás», concluye el director.

Liturgia del día

miércoles, 25 de febrero de 2009

CUARESMA: AHORA ES TIEMPO DE GRACIA. AHORA ES TIEMPO DE SALVACION


Hoy empezamos la Cuaresma.
Cuando el año litúrgico nos detiene ante un tiempo fuerte, siempre corremos el peligro de pensar ¡una Cuaresma más! Para Dios y para ti esta Cuaresma es UNICA. El no se repite y tu corazón no es el mismo del año pasado, o del anterior o del otro.
Este es un momento UNICO de Gracia y Salvación.
El Papa nos ha mandado una carta a todos para ayudarnos en algún aspecto de la Cuaresma; puedes leerla AQUI.
Dios pone este momento especial, este tiempo para que mirándole a El, escuchándole y dándole tiempo en nuestras vidas, le permitamos transformarlas y hacerlas nuevas. No se trata de complicarse la vida; al contrario: Dios quiere que la vivamos de un modo más libre y sencillo y que le permitamos susurrarnos cuánto nos ama.
La liturgia de este día es muy rica y puedes seguirla en esta página.
Hoy incluímos un vídeo muy expresivo de lo que quizás pueda ser esta Cuaresma para ti: MIRAR A TU MAESTRO CARA A CARA (en los Sacramentos,en la Palabra, en el ayuno, en la limosna) y dejarte transformar por EL. Que así sea para toda esta comunidad parroquial de S. Juan Evangelista, para toda la Iglesia.




En nuestra Parroquia, todos los días de 7.00 a 8.00 de la mañana habrá Adoración. A las 8.00 rezo de Laudes y a continuación Eucaristía. Los Domingos a las 18.00 exposición del Santísimo y a continuación Vísperas.

martes, 24 de febrero de 2009

CATECISMO


Nos vamos aproximando a la Cuaresma. Empezamos la subida a Jerusalén y para el camino, la Iglesia nos recomienda tomar como equipaje: oración, ayuno y limosna.


Seguimos avanzando en el Catecismo de la Iglesia Católica y hoy nos toca hablar de la ORACIÓN de bendición y adoración.

Dice el Catecismo:


I La bendición y la adoración
2626 La bendición expresa el movimiento de fondo de la oración cristiana: es encuentro de Dios con el hombre; en ella, el don de Dios y la acogida del hombre se convocan y se unen. La oración de bendición es la respuesta del hombre a los dones de Dios: porque Dios bendice, el corazón del hombre puede bendecir a su vez a Aquél que es la fuente de toda bendición.


2627 Dos formas fundamentales expresan este movimiento: o bien sube llevada por el Espíritu Santo, por medio de Cristo hacia el Padre (nosotros le bendecimos por habernos bendecido; cf Ef 1, 3-14; 2 Co 1, 3-7; 1 P 1, 3-9); o bien implora la gracia del Espíritu Santo que, por medio de Cristo, desciende del Padre (es él quien nos bendice; cf 2 Co 13, 13; Rm 15, 5-6. 13; Ef 6, 23-24).

2628 La adoración es la primera actitud del hombre que se reconoce criatura ante su Creador. Exalta la grandeza del Señor que nos ha hecho (cf Sal 95, 1-6) y la omnipotencia del Salvador que nos libera del mal. Es la acción de humill ar el espíritu ante el "Rey de la gloria" (Sal 14, 9-10) y el silencio respetuoso en presencia de Dios "siempre mayor" (S. Agustín, Sal. 62, 16). La adoración de Dios tres veces santo y soberanamente amable nos llena de humildad y da seguridad a nuestras súplicas.


ADORA Y CONFIA (Haz esta oración tranquila y pausadamente)


“No te inquietes por las dificultades de la vida,por sus altibajos, por sus decepciones,por su porvenir más o menos sombrío…

¡Quiere… lo que Dios quiere para ti!

Ofrécele,en medio de inquietudes y dificultades,el sacrificio de tu alma sencilla que,pese a todo,acepta los designios de su Providencia…

Poco importa que te consideres un frustrado,si Dios te considera plenamente realizado a su gusto…Su Plan Divino para Ti, es perfecto…

Despreocúpate, confiando ciegamente en ese Dios que te quiere para Sí,y que está en ti aunque jamás lo veas.

Piensa que estás en sus manos,tanto más firmemente agarrado,cuanto más decaído y triste te encuentres.

¡Vive feliz!¡Te lo suplico!Que nada sea capaz de quitarte tu paz,ni la fatiga psíquica, ni tus faltas morales...

Conserva siempre sobre tu rostro,una dulce sonrisa, reflejo de la queel Señor continuamente te dirige.

Y en el fondo de tu alma,coloca, antes que nada,como fuente de energía y criterio de verdad,todo aquello que te llenede la Paz de Dios.

Recuerda:Cuanto te reprime o inquieta es FALSO y desaparecerá...Es PASAJERO…Te lo aseguro en nombre de las Leyes de la Vida y de las Promesas de Dios.

Por eso,cuando te sientas apesadumbrado y triste …

¡Sólo Adora y Confía!Dios nos pone pruebas,éstas son para purificarnos y probarnos a nosotros mismos de todo lo que somos capaces…como Hijos Benditos de Dios.¡Así que amemos lo que Dios ha querido hoy para nosotros!"

viernes, 20 de febrero de 2009

...Y LA DEL DOMINGO


EVANGELIO DEL DOMINGO VII DEL TIEMPO ORDINARIO


El Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados Lectura del santo evangelio según san Marcos 2, 1-12
"Cuando a los pocos días volvió Jesús a Cafarnaún, se supo que estaba en casa. Acudieron tantos que no quedaba sitio ni a la puerta. Él les proponía la palabra. Llegaron cuatro llevando un paralítico y, como no podían meterlo, por el gentío, levantaron unas tejas encima de donde estaba Jesús, abrieron un boquete y descolgaron la camilla con el paralítico.


Viendo Jesús la fe que tenían, le dijo al paralítico: - «Hijo, tus pecados quedan perdonados.» Unos escribas, que estaban allí sentados, pensaban para sus adentros: - «¿Por qué habla éste así? Blasfema. ¿Quién puede perdonar pecados, fuera de Dios?» Jesús se dio cuenta de lo que pensaban y les dijo: «¿Por qué pensáis eso? ¿Qué es más fácil: decirle al paralítico "tus pecados quedan perdonados" o decirle "levántate, coge la camilla y echa a andar"? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados ... » Entonces le dijo al paralítico: - «Contigo hablo: Levántate, coge tu camilla y vete a tu casa.» Se levantó inmediatamente, cogió la camilla y salió a la vista de todos. Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios, diciendo: - «Nunca hemos visto una cosa igual.»

Jesús va a presentarnos hoy una novedad en el evangelio de San Marcos. Una
novedad que guarda relación con la salvación, con el trato de Dios con los
hombres y de los hombres con Dios. Isaías anunciaba en la primera lectura algo
tan nuevo que resulta desconocido; tan extraño y chocante que convertirá los
desiertos en vergeles; tan alegre y saludable que Dios en persona abrirá un
camino para saciar la sed de su pueblo. Dios saldrá al encuentro de los suyos, a
pesar de la infidelidad de ellos.
Perdonados sus pecados, Dios sólo les traerá
parabienes, bendiciones, salud, hartura de lo que carecen y desean. Esa novedad
que el profeta anunciaba se va a ver cumplida en este pasaje del evangelio de
Marcos en el episodio de la curación de paralítico de Cafarnaún. Por primera vez,
Jesús, va a presentarse con la potestad de perdonar los pecados. Va a
presentarse como el Hijo del Hombre, revestido del poder y de la majestad de
Dios según corresponde a la profecía de Daniel tal título; avivado también por el
pensamiento de los escribas y la reacción de Jesús.

La escena se desarrolla en Cafarnaún, presumiblemente en la casa de Pedro en
que Jesús se hospedaba. Exponía la buena noticia del Evangelio a los que
acudían a escucharle. La escena de la predicación se rompe con la irrupción del
paralítico desde el tejado ante la imposibilidad de llegar a Jesús de otra manera
por el gentío que se agolpaba. Ese acceso en vertical hacia Jesús es bastante
sugerente y puede evocar otras muchas cosas, pero es sobre todo la fe de sus
amigos en Jesús la que realiza algo llamativo y casi imposible para obtener el
beneficio para su amigo por parte de Jesús. El propio evangelista toma nota de la
gran fe de esos cuatro hombres.
Jesús se dirige a él directamente y, sin mediar palabra ni petición alguna, le declara perdonados sus pecados. Todos permanecen expectantes ante la sorpresa de tal afirmación pero se hace el silencio y sólo en su interior desconfían de la potestad de Jesús para poder perdonar los pecados. Jesús adivina sus pensamientos, los verbaliza y reacciona autoaplicándose el título de Hijo del Hombre y haciendo ver que si sólo Dios puede perdonar los pecados, también sólo Dios puede decirle “coge tu camilla y echa a andar”. Jesús defiende su identidad como Hijo de Dios, revestido del poder de Dios, algo de lo que los testigos de su acción habían dudado.

La curación sucede en la dimensión de lo físico y en la dimensión de lo moral.
Para Dios, la recuperación de la persona es integral. La verdadera enfermedad de
la que Jesús ha venido a librarnos es la del pecado. Todos esperamos los
milagros en el plano de lo físico, pero Dios conoce nuestra necesidad de ser
curados de nuestros pecados. Sólo entonces seremos íntegros para Dios. La
parálisis física es temporal pero la otra es más dañina y perjudicial porque, sin la
salvación de Jesús, el hombre se habría perdido para la eternidad. En Jesús se
cumple la profecía de Isaías: Dios mismo sale en auxilio de su pueblo y le da
hartura en su necesidad; Dios mismo perdona los pecados de su pueblo, del
nuevo pueblo para el que Jesús ha venido: la humanidad entera, capacitada para
reconocer en Jesús al Hijo del Hombre, al Hijo de Dios. Y ese reconocimiento será
la respuesta que Dios espera por nuestra parte a los beneficios obtenidos por la
acción de Jesús. Así lo recoge el final del pasaje evangélico cuando dice que
todos daban gloria a Dios.
´

AUNQUE ES VIERNES, YA HACEMOS LA ENTRADA DEL SÁBADO



Mirar a la Virgen aplaca el dolor.

Los llamamos "analgésicos de la fe", pero más que a un compuesto medicinal deben su eficacia a su belleza intrínseca: Frescos majestuosos de la Virgen y de los santos mártires, obras maestras que describen el Génesis y el Evangelio. Según un estudio realizado por la neuróloga británica Katja Wiech, de la Universidad de Oxford, el arte sacro estimula el cerebro hasta el punto de hacer más soportable el dolor.
La investigación fue publicada en la revista "Pain" (Dolor) y surgió del intento de dar una respuesta al sufrimiento: ¿Puede el cerebro, centro del dolor, defenderse sí mismo? Y ¿por qué quienes se refugian en la religión parecen más serenos? Los datos que hemos recopilado - dice la co-autora del estudio, Irene Tracey, directora del "Oxford Centre for Functional Magnetic Resonance Imaging of the Brain"- muestran que las creencias religiosas tienen el poder de alterar el equilibrio mental de modo distinto de una persona a otra. Hay personas que, a través de las imágenes sagradas, responden mejor al dolor, incluso al físico ".
La investigación se realizó teniendo en cuenta 12 católicos declarados y 12 ateos o agnósticos, de edades comprendidas entre los 19 y 34 años. Los voluntarios fueron sometidos a una resonancia magnética, una técnica para la generación de imágenes de la actividad cerebral utilizada principalmente con fines de diagnóstico en el campo de la medicina. La máquina ha medido los cambios en la presión sanguínea en el cerebro como resultado de la visión de dos imágenes muy similares: por un lado una Virgen María y la otra en la Dama dell'ermellino, una de las obras maestras de Leonardo.
A todos se les mostraron las pinturas durante unos treinta segundos y simultáneamente se les administraron 20 microchoques electricos, ligeramente dolorosos. En los católicos, la maquina ha registrado sentimientos de paz y serenidad. En los ateos, que han sufrido en silencio todos los microschoques. Pero eso no es todo: entre los creyentes, la sensación de alivio causado por la visión de la Virgen fue acompañada por una intensa actividad cerebral, algo que no se encuentra en los demás participantes.
"Cada imagen que para nosotros es una fuente de tranquilidad, en la cual podemos identificarnos, es capaz de aliviar nuestro dolor - explica la psicologa Sara Ruiba, especializada en personalidad - no es un efecto placebo. Una imagen sagrada pueden estimular nuestras vías neuronales - sigue la psicóloga - y sustraernos a la intensidad del dolor. Un poco, como los faquires que, meditando, puede dormir sobre una tabla de clavos.
Según el psicólogo Tor Wager de la Universidad de Columbia, las imagenes sagradas son solo una de las formas posibles. Cada uno de nosotros podría crear un universo positivo de micro eventos de referencia, algo en lo que creer: esta es la clave. Ya sea un dios o un propósito en la vida, esto es siempre el mejor analgésico.
19 de septiembre de 2008. SARA FICOCELLI, para el diario La Republica (Italia).




"ERES DIFERENTE A TODOS ¡¡ACÉPTATE CON GOZO!!"

Por José Luis Alonso
«Eres diferente a Todos. Acéptate con Gozo»
No eres tan perfecto como crees, ni tan malo como te imaginas. Eres muchísimo mejor de lo que te imaginas. Y más débil y pecador de lo que crees. Estás llamado a ser una persona realista, equilibrada. Por eso, es preciso que asumas los dos aspectos de tu existencia personal: la luz y la oscuridad, la grandeza y la pequeñez, la santidad y el pecado.


Lo mejor que puedes hacer en tu vida es, aceptarte tal como eres: lleno de cualidades (muchas, grandes y muy valiosas) y de debilidades y pecado.No exageres ninguno de los dos aspectos. No aumentes uno de ellos, negando el otro. No eres ni ángel ni bestia. Ni oro puro, pero tampoco basura.Esfuérzate en ser siempre justo en tu auto-apreciación.
Sé equilibrado a la hora de analizarte.Reconoce, con sencillez y gratitud, que Dios te ha colmado de cualidades y valores, y – por ser humano – tienes defectos y pecados.Gozarás de buena salud, cuando asumas – con sinceridad y naturalidad – estas dos caras de tu existencia: las cualidades que Dios te ha regalado, y los pecados que tú cometes.Te alegrarás tanto al agradecer a Dios por todo lo grande, bueno y bello que te ha hecho, como al confesar tus propios pecados.

Eres un destello de Dios en un puñadito de barro.Por ser obra de Dios, eres bueno; por ser de barro, eres frágil y débil.Saliste del corazón de Dios, agradécelo. Cuando caigas, cuando cometas algún pecado, no te rebeles. Suplica y pide que te alargue su mano misericordiosa, ya que nadie mejor que él para saber que eres de barro.Necesitas empezar por aceptarte como eres, para que puedas llegar a ser lo que, todavía, no eres. Aceptándote tal como eres, demuestras que eres persona inteligente.
Dios quiere que vivas en la verdad. Ni más arriba, ni más abajo. Tu puesto, tu pedestal está en punto justo: aceptarte.No te hinches por todo lo bueno que eres. Puedes explotar. No te deprimas por todo lo débil que eres. Puedes dañar seriamente tu salud.Aceptándote tal como eres, puedes llegar a ser lo que Dios quiere que seas.Nunca te aburras de ti mismo. Si Dios – con ser Dios – no se aburre jamás de ti ¿por qué vas a empeñarte tú en aburrirte de ti mismo?
No trates de compararte con nadie. Tú eres tú. Tú eres todo un universo de cualidades y posibilidades, que debes conocer, valorar y desarrollar.Convéncete de que tú eres y tienes más que suficiente para ocuparte de ti mismo. Eres, también, un abanico – sorprendente y desconcertante – de debilidades, fallas y pecados, que has de aceptar y superar – poco a poco - con la ayuda de Dios, que siempre actúa a tu favor.
Ten paciencia infinita contigo mismo, recordando – continuamente – que Dios la tiene contigo.Dios te tiene paciencia, para que tú la puedas tener contigo.Te demuestra, sin cesar, grande y amorosa paciencia, porque sabe muy bien con qué material estás hecho; te conoce en profundidad y te ama de verdad.Dios te recuerda la razón por la que tienes que aceptar con paciencia: o porque te amas o porque te quieres amar.No te impacientes ni pierdas la calma, si no eres, todavía, tan bueno como quisieras.Todo lo importante y decisivo de la vida, tarda en hacerse. No pretendas quemar etapas, anhelando volar cuando todavía no has aprendido a andar.
Confía en Dios, en ti mismo. Haz lo que puedas y pide a Dios lo que no puedas.Así como te gozas de tus cualidades y virtudes, así, también – con idéntica alegría – aceptarás tus fallas, limitaciones y equivocaciones. Sólo así podrás crecer, llegar a conseguir tu propia estatura. Poco a poco, sin forzar nada ni impacientarte, El lo irá haciendo en ti. Dios no tiene prisa ¿por qué tenerla tú?


Esta semana ha fallecido Pablo Domínguez, sacerdote diocesano de Madrid, decano de la facultad de Teología S Dámaso.Reproducimos la carta que D. Demetrio Fernández, obispo de Tarazona, ha escrito en estos días como testimonio de la vida de Pablo.

“Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque haya muerto vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?” (Jn 11,25).
La fe no es un añadido de lujo, es un gran regalo de Dios, que como una luz potente ilumina el misterio de nuestra vida humana, también el misterio de nuestra muerte. Hoy se nos presenta la ocasión de vivir esta experiencia de fe, como un don de Dios que se verifica en nuestra propia historia humana. Con lágrimas en los ojos, como el propio Jesús ante la tumba de Lázaro, respondemos a la pregunta del mismo Jesucristo: “Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo” (Jn 11,27).

El Seminario de Tarazona ha sido lugar de logística y de acogida para los tristes sucesos de la muerte de Pablo. Él ha sido para este Seminario uno de sus principales bienhechores, desde su oficio de decano de “San Dámaso” para nuestro Estudio Teológico afiliado. No sólo con una relación oficial, que por su parte ha sido impecable, sino además con una relación de amistad y de cordialidad, que han experimentado todos los que conocen a nuestro querido Pablo.

Había venido a predicar Ejercicios Espirituales a las monjas trapenses de Tulebras (Navarra), a diez kilómetros de Tarazona, y le invité a comer con los formadores y seminaristas el sábado pasado, último día de sus Ejercicios. Él nos visitó y pasamos un rato muy agradable, primero viendo las nuevas instalaciones, después en la comida, en la sobremesa y en el paseo posterior por el jardín de Seminario. La vista del Moncayo, este año vestido de blanco hasta los pies, con más nieve que nunca, ejerció sobre Pablo una fascinación irresistible. “Yo no me voy Madrid sin subir al Moncayo”, nos dijo al despedirse.

Todos los amigos conocen esta fuerte y noble afición de Pablo, que le ha costado la vida. Con un grupo de amigos, chicos y chicas, desde muy jóvenes, han coronado los picos más importantes de nuestra geografía y de otras latitudes. Es un deporte que honra a quienes lo practican. Subir a la montaña es ascender, es elevarse, es encontrarse con Dios en la creación preciosa que Él nos regala, ante un panomara indescriptible. Los que hacen montañismo saben que a la montaña no se puede subir en solitario. Y Pablo ofreció a sus amigos montañeros de Madrid la apasionante aventura de escalar el Moncayo, antes de volver a Madrid después de sus Ejercicios a las monjas de Tulebras. Sara, una joven médico de la pandilla de montañeros fue la única que podía acoger la propuesta, y acudió en tren desde Madrid hasta Tudela en la mañana del domingo para acompañar a Pablo, como lo habían hecho tantas veces un grupo más numeroso de chicos y chicas en tantas ocasiones.

A las dos de la tarde del domingo 15 de febrero, coronaban la cumbre del Moncayo y llamaban por teléfono a sus amigos y familiares para comunicarles tan grata noticia. Después de cuatro horas de ascensión, es explicable la euforia y la satisfacción del escalador. Desde arriba las cosas se ven de otra manera. Bien lo saben los montañeros. Los que miran siempre a ras de tierra y no son capaces de elevarse por encima de sus miserias no lo entenderán nunca, por mucho que se lo expliquen. Pero el montañero cuando llega a la cumbre se siente muy cerca de Dios. Pablo tenía la costumbre de celebrar la Eucaristía en la misma cumbre, como una ofrenda cósmica que tiene ante los ojos la sinfonía de la creación ofrecida al Creador, por manos del sacerdote.

El descenso es más difícil que la subida, dicen los expertos. Y algo debió fallar en la bajada, que les hizo precipitarse en el abismo, resbalando en el hielo por la garganta de San Gaudioso hasta golpearse con un gran peñasco. La muerte fue instantánea. Serían las tres de la tarde del domingo. Pablo no era un novicio en el deporte de la montaña, era un experto escalador, y en ascensiones y descensos mucho más peligrosos había superado con éxito las dificultades. En esta ocasión no fue así, y nos hemos encontrado de sopetón con su muerte.

La Guardia Civil ha demostrado una vez más su servicio impagable a nuestra sociedad, en momentos de angustia como éste. Desde la noche del domingo, alertados por la familia, inquieta por la tardanza del retorno, se pusieron a patrullar la búsqueda de los dos montañeros desaparecidos. El coche de Pablo estaba en la plataforma previa a la escalada, junto al santuario de la Virgen del Moncayo. Pero ellos no habían vuelto. En la mañana del lunes, el equipo de rescate de montaña de la Guardia Civil con sede en Huesca, dotada de los mejores medios técnicos para estos casos, puso en marcha una operación de búsqueda, que culminó al mediodía del lunes 16 con el hallazgo de los cadáveres.

A las tres de la tarde llegaban los helicópteros de la Guardia Civil con los cadáveres rescatados a los campos deportivos del Seminario de Tarazona, donde los familiares han podido reconocerlos, y después de los trámites necesarios han partido al Anatómico Forense de Zaragoza. Y de allí para Madrid.

En la biografía de Pablo, que pasó haciendo el bien a tantas personas, Tarazona aparece como el lugar de su muerte. El Seminario de la Inmaculada de Tarazona ha podido ser en esta ocasión como el seno materno de María, donde ella traspasada de dolor acogió el cadáver de su Hijo muerto en la cruz, y donde hoy ha acogido los cadáveres de estos dos montañeros antes de darles cristiana sepultura.

El ascenso de Pablo Domínguez al Moncayo en Tarazona ha concluido en el encuentro definitivo con Aquel que lo llamó a la vida, que lo hizo sacerdote, que le confió el ministerio de hacerle presente de tantas maneras en medio de los hombres. Las muchas cualidades con que Dios le dotó, nos hacían albergar grandes esperanzas y proyectos para Pablo. La Facultad de San Dámaso de Madrid, con su arzobispo a la cabeza el Cardenal Rouco, a quien me tocó transmitir esta triste noticia, y tantos amigos, lloramos hoy su muerte. Pero el proyecto de Dios para Pablo se ha cumplido definitivamente. Le damos gracias a Dios por la vida de Pablo, por el gran regalo que ha supuesto para nosotros conocerle, disfrutar de su amistad, beneficiarnos de la eficacia de sus gestiones. Él continúa ayudándonos desde el proyecto cumplido que Dios tiene para él. Pablo está vivo y lo sentiremos así muy cerca de nosotros.

El Señor de la vida nos sale al encuentro para confortarnos en la esperanza de lo que en Pablo es ya una realidad definitiva, y un día llegará a serlo en cada uno de nosotros. “¿Crees esto? -Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo” (Jn 11,27).
Sólo en Jesucristo se ilumina este misterio de la muerte, porque Él ha vencido la muerte resucitando y abriéndonos a todos la puerta de una vida que no acaba. La muerte de Pablo nos traerá gracias abundantes, que hoy no podemos ni siquiera sospechar, para la Facultad de San Dámaso y para tantas personas que se han beneficiado de su ministerio. Dios juega siempre a nuestro favor. Nos acogemos, Señor, a tu providencia, que nunca se equivoca. Amén.


+ Demetrio Fernández, obispo de Tarazona

miércoles, 18 de febrero de 2009

LA ENTRADA ES HOY UN POQUITO LARGA

Es una entrada un poquito larga como decíamos, pero hay que leer hasta el final.


1º.- SOR "TRIPI". Así la llaman los presos a los que anuncia la BUENA NOTICIA de Jesús.



Sor María Luz lleva 25 años dedicándose a la pastoral penitenciaria y no tiene ninguna intención de abandonar su tarea. Cada mañana se levanta a las cinco y media para tener un rato de oración y coger fuerzas -«porque yo sola no puedo hacer nada»- antes de entrar al patio de una cárcel y hablar del amor de Dios a violadores, toxicómanos, criminales y atracadores. Se llama María Luz, pero los presos la conocen como «sor Tripi», porque -dicen- sus palabras les ponen más eufóricos que cualquier droga.
¿Qué es lo que más le gusta de esta tarea?
Dedicarme a ellos, que tienen vidas tan rotas, que nunca han recibido amor de nadie. Es maravilloso poder darles el amor de Dios que recibo cada día en la oración, decirles, aunque sean criminales, «Tú corazón es bueno y está hecho a imagen y semejanza de Dios. Esas heridas que tienes sólo Cristo las puede curar. Tú eres importante y especial para Dios. Él te ama tanto que sólo quiere que seas feliz. Aunque tú hayas andado a tu rollo, Él viene a rehacer tu vida».
¿Y cómo reaccionan los presos?
Muchos se ponen a llorar al ver que Dios les ama realmente. Una vez, en la cárcel de Carabanchel me querían prohibir ver a un preso porque era muy peligroso. Al final conseguí hablar con él y se dio cuenta de que era hijo de Dios. Empezamos a hablar y le dije la verdad: «Dios te ama mucho. Eres capaz de rehacer tu vida si te apoyas en Él». Se puso a llorar y a contarme cosas de su vida y, sobre todo, empezamos a orar. Siempre llevo la Biblia y les hablo desde la Palabra para tratar de su vida. Cuando un criminal dice: «Cristo, te adoro como Dios y Señor; creo que Tú has venido a salvarme, estoy dispuesto a abandonar el pecado», es capaz de cambiar de vida. Me preguntan: «¿Eso es verdad?, ¿Dios me quiere?, ¿A mí?». Y se sienten felices al ver el amor gratuito de Dios.
Debe ser una tarea muy dura, ¿de dónde saca las fuerzas?
Los presos me dan mucho más de lo que puedo darles yo. Dios se identifica con ellos. No quiere que estén ahí, pero no los deja solos. Jesucristo sufrió en la cruz de una forma desgarradora y terrible, pero eso no es nada comparado con lo que sufre por los hijos que pasan de él. Yo no puedo dejar de ir a verlos. Es más fuerte que una droga. Te quieren por la alegría que les das en ese infierno terrible que son los patios. Si veo a uno llorar, le doy un abrazo. Y le digo: «¿Sabes lo que te ama Dios, que a mí me da fuerzas, aunque soy mayor, para venir a verte y decirte que te quiere?».
Escuchar a presos debe ser duro…
A veces sí, porque cuentan cada historia… Hay padres que los han violado, prostituido, explotado, pegado… ¡Cómo no voy a ir, si me dicen «si hubiese conocido a Cristo antes, yo no estaría aquí»!
¿Ha visto muchas conversiones?
¡Sí! Dios se manifiesta a través de ellos. Cristo está en ellos, a mí me enseñan, me evangelizan. Algunos cambian. Pasan de ser agresivos a ir con la Biblia y el rosario por el patio. Y dicen entre sí: «Tío, Jesucristo ha cambiado mi vida totalmente; su poder es increíble». Y eso que los patios son un infierno. Voy a la cárcel porque veo la alegría que a través de mí da el Señor a mis hermanos.
¿Se siente alguna vez impotente?
Muchísimo. Él ha venido a salvarnos y hay tantas veces que no soy capaz de transmitirlo. Me da paz saber que todo está en sus manos. Yo no hago nada, es Cristo quien lo hace.
¿Cómo le gustaría terminar esta entrevista?
Con una bendición a los lectores, para que lean buenas noticias y vean la presencia de Dios en el mundo.



Publicado en "La Razón".





2º.- Así define Thomas Merton (Monje Trapense) qué es Evangelio.





"La mayor tentación que nos asalta a los cristianos es que, en efecto, para la mayor parte de nosotros el Evangelio ha dejado de ser noticia. Y si no es noticia, no es Evangelio: pues el Evangelio es la proclamación de algo absolutamente nuevo, perennemente nuevo; no es un mensaje que fuera antaño nuevo pero que ahora tenga dos mil años. Y sin embargo, para muchos de nosotros, el Evangelio es precisamente el anuncio de algo que no es nuevo: las verdades del Evangelio son viejas, arraigadas, firmemente establecidas, inalterables y, en algún sentido, un refugio contra todo lo que es conturbador por ser nuevo...
El mensaje del Evangelio cuando se proclamó por primera vez, era profundamente conturbador para quienes querían aferrarse a cánones religiosos bien establecidos, los modos antiguos y aceptados, los modos que no eran peligrosos ni contenían sorpresas.

El Evangelio se trasmite de generación en generación pero debe llegar a cada uno de nosotros completamente nuevo, o no llega en absoluto. Si es meramente "tradición" y no noticia, no se ha predicado ni oído: no es Evangelio.
Si no hay riesgo en la revelación, si no hay miedo en ella, si no hay desafío en ella, ni no es una palabra que crea enteros mundos nuevos, y nuevos seres; si no llama a existir a una nueva criatura, nuestro nuevo yo, entonces la religión está muerta y Dios está muerto".


Algo más sobre Thomas Merton AQUÍ

3º.- Acto de Reparación en la Parroquia de Sta. María de Benquerencia. Los sacerdotes de la Parroquia de Benquerencia, nos han mandado un correo anunciándonos el horario del nuevo acto de Reparación que han organizado en la Parroquia. Este es el horario previsto.

ACTO DE REPARACIÓN Y DESAGRAVIO
POR EL RAPTO SACRÍLEGO
DE JESÚS-EUCARISTÍA


19,00h. CELEBRACIÓN DE LA SANTA MISA
Presidida por el Sr. Obispo Auxiliar D. Carmelo Borovia Isasa

20,00h. EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO

20,30h. ACTO DE REPARACIÓN (acólitos de la Parroquia)
21,00h. ACTO DE REPARACIÓN (Todos los fieles)
22,00h. ACTO DE REPARACIÓN (Los sacerdotes)
23,00h. ACTO DE REPARACIÓN (Todos los fieles)
00,00h. PROCESIÓN hasta el atrio de la iglesia y
BENDICIÓN con el SANTÍSIMO SACRAMENTO a toda la Ciudad
00,30h. TURNOS DE VELA ANTE EL SEÑOR-EUCARISTÍA
Hasta las 09,00 h.
09,00h. PROCESIÓN hasta el atrio de la iglesia y
BENDICIÓN con el SANTÍSIMO SACRAMENTO a toda la Ciudad

próximo Jueves día19 desde las 19h
Parroquia de Santa María de Benquerencia

Liturgia del día





¡¡SI A LA VIDA!!

Traemos hoy al blog el testimonio de Montserrat, una mujer que hace poco abortó en una clínica de Barcelona. Es un relato en primera persona que nos tiene que comprometer aún más decididamente en la lucha por la vida.

Montserrat que abortó en Barcelona: "Desde ese día no como, no duermo bien, estoy con tranquilizantes para dormir, estoy mal" 18 de Noviembre de 20008 / (ACI / AVA).- Montserrat, una mujer que abortó el mes pasado en el centro de abortos Les Corts de esta ciudad, pidió a los diputados que ven la reforma en la ley del aborto en España que piensen bien su decisión pues ella, que decidió abortar al que sería su tercer hijo, es una prueba de que estas practicas sólo destrozan la vida de miles de mujeres.

En este testimonio, recogido por la Asociación de Víctimas del Aborto (AVA), Monserrat relata que temía por este embarazo, pues con su segundo hijo su pareja la había abandonado. Cuando fue a consultar sobre su caso en Salud y Familia de la Generalitat de Cataluña, le dieron como única alternativa el aborto. Con la subvención de esa institución llegó al centro de abortos Les Corts el 23 de octubre.

"Al llegar a la clínica Les Corts con mi hermana y una amiga yo estaba muy nerviosa porque yo realmente no quería abortar. Había un impulso en mí que me decía que lo hiciera y otro que me decía que no. No sabía realmente que hacer", explica.
Montserrat indicó que "pese a que le mencioné a la psicóloga de la clínica que había tenido tratamiento psiquiátrico durante cinco años, ella me dijo que la mejor opción en mi caso era el aborto ya que ya tenía suficiente carga con dos hijos. Además me mencionó que era joven y que después podría tener más".

La joven mujer relató también que le dieron un tranquilizante que rápidamente le hizo efecto y ya no pudo echarse para atrás porque la llamaron para que ingresara al quirófano. "No te explican realmente que después de un aborto provocado sufres depresiones. Ellos solo lo hacen por negocio. La intervención solo duro cinco minutos. Llegué llorando y salí llorando. A mí no me han llamado más. Eché de menos que me dijeran que me lo pensara o que viniera otro día, no saben cuánto me pesa", cuenta.

Monserrat indicó que durante todo el proceso se sintió presionada por todos: "la clínica, las enfermeras, la psicóloga, todos. Cuando llegué a mi casa me preguntaba: ¿Que había hecho? Sabía que no me lo iba a devolver nadie. Desde ese día no como, no duermo bien, estoy con tranquilizantes para dormir, estoy mal", relata. Luego de precisar que si Salud y Familia de la Generalitat no hubiera subvencionado el aborto, no se hubiera sometido a esta práctica infanticida. "Nos dan facilidad para abortar pero no para sacar adelante a nuestros hijos. Yo no me he sacado un problema, me he puesto un problema más grande encima de mi espalda con la muerte de mi hijo", concluye.

"SOY CUESTIÓN DE TIEMPO"



LITURGIA DEL DÍA

martes, 17 de febrero de 2009

LOS MATRIMONIOS DE NUESTRA PARROQUIA

No están todos los que son, pero como son así de simpáticos se han hecho esta foto y han escrito esto para darse a conocer y para invitar a otros a vivir su misma experiencia.

Que el vino de Jesús, no falte nunca en todos los matrimonios de nuestra Parroquia: en los que se sienten felices y bendecidos, en los que pasan por dificultades de relación, económicas, por enfermedad.Que todos por la intercesión de María, nuestra madre de los Remedios, hagan siempre lo que El les diga.

Queridos matrimonios:Como cada año y con renovadas ilusiones un grupo de matrimonios de la Parroquia (unas diez parejas) comenzamos allá por el mes de octubre del año pasado un nuevo curso de catequesis para esposos cristianos. Cristo, camino, verdad y vida es el centro de nuestra existencia, es el que da pleno sentido a lo que hacemos y a lo que somos.

Nunca deja de sorprendernos con su Palabra y sigue apostando por nosotros sus hermanos, derrochando luz sobre nuestras vidas y sobre nuestras familias.Somos pocos los que gracias a El perseveramos hasta el día de hoy pero, es tal nuestra alegría que, nos gustaría compartirla con otros muchos matrimonios que se sientan llamados a crecer en fe, esperanza y caridad y deseen manifestarla y vivirla en el seno de su familia.
Además juntos podremos darle gracias, pedirle perdón y orar por todos: sacerdotes, enfermos, jóvenes, niños, por las vocaciones, por la humanidad y de manera especial por todos los matrimonios y familias de esa otra gran familia a la que pertenecemos: la Iglesia.Que María, que siempre os acompaña en vuestro camino, os anime a dar el sí a esta generosa propuesta que os hace la Parroquia. Que Dios os bendiga.Grupo de matrimonios de la Parroquia.
Las reuniones son los sábados.La periodicidad es mensual. (1 reunión al mes).El horario es de 17:30 h. a 20:30h. aproximadamente.El lugar los Salones Parroquiales.
Información: Don José o cualquier matrimonio del grupo.











lunes, 16 de febrero de 2009

ORAR

"La oración es tratar de amor con quien sabemos nos ama" Así definía Sta. Teresa de Jesús qué es para ella orar.

Muchas veces nos planteamos qué nos falta en nuestra vida de fe, por qué parece que a veces se estanca, se reseca, se paraliza, le falta vida.
La oración es un nutriente para el alma. Igual que el cuerpo necesita alimento, descanso, cuidados; el alma necesita recibir la atención necesaria para llenarla de Dios. Los sacramentos, la oración, la formación son medios que nos ayudan a revitalizar nuestro caminar en la fe.

Muchas veces nos planteamos que no tenemos tiempo, que orar es para otros (para los sacerdotes, los religiosos, para la gente que tiene tiempo, pero no para mi). ORAR ES PARA TODOS. Jesús aparece en el Evangelio orando en muchas ocasiones y recomendando a sus amigos que orasen SIEMPRE, SIN DESFALLECER.

Hoy empezamos una serie sobre la oración y por orden alfabético, empezamos por la oración de Alabanza.

Dice el Catecismo:

La oración de alabanza
2639 La alabanza es la forma de orar que reconoce de la manera más directa que Dios es Dios. Le canta por El mismo, le da gloria no por lo que hace sino por lo que El es. Participa en la bienaventuranza de los corazones puros que le aman en la fe antes de verle en la Gloria. Mediante ella, el Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios (cf. Rm 8, 16), da testimonio del Hijo único en quien somos adoptados y por quien glorificamos al Padre. La alabanza integra las otras formas de oración y las lleva hacia Aquél que es su fuente y su término: "un solo Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas y por el cual somos nosotros" (1 Co 8, 6).

2640 San Lucas menciona con frecuencia en su Evangelio la admiración y la alabanza ante las maravillas de Cristo, y las subraya también respecto a las acciones del Espíritu Santo que son los hechos de los apóstoles : la comunidad de Jerusalén (cf Hch 2, 47), el tullido curado por Pedro y Juan (cf Hch 3, 9), la muchedumbre que glorificaba a Dios por ello (cf Hch 4, 21), y los gentiles de Pisidia que "se alegraron y se pusieron a glorificar la Palabra del Señor" (Hch 13, 48).

2641 "Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor" (Ef 5, 19; Col 3, 16). Como los autores inspirados del Nuevo Testamento, las primeras comunidades cristianas releen el libro de los Salmos cantando en él el Misterio de Cristo. En la novedad del Espíritu, componen también himnos y cánticos a partir del acontecimiento inaudito que Dios ha realizado en su Hijo: su encarnación, su muerte vencedora de la muerte, su resurrección y su ascensión a su derecha (cf Flp 2, 6-11; Col 1, 15-20; Ef 5, 14; 1 Tm 3, 16; 6, 15-16; 2 Tm 2, 11-13). De esta "maravilla" de toda la Economía de la salvación brota la doxología, la alabanza a Dios (cf Ef 1, 3-14; Rm 16, 25-27; Ef 3, 20-21; Judas 24-25).

2642 La revelación "de lo que ha de suceder pronto", el Apocalip sis, está sostenida por los cánticos de la liturgia celestial (cf Ap 4, 8-11; 5, 9-14; 7, 10-12) y también por la intercesión de los "testigos" (mártires: Ap 6, 10). Los profetas y los santos, todos los que fueron degollados en la tierra por dar testimonio de Jesús (cf Ap 18, 24), la muchedumbre inmensa de los que, venidos de la gran tribulación nos han precedido en el Reino, cantan la alabanza de gloria de Aquél que se sienta en el trono y del Cordero (cf Ap 19, 1-8). En comunión con ellos, la Iglesia terrestre canta también estos cánticos, en la fe y la prueba. La fe, en la petición y la intercesión, espera contra toda esperanza y da gracias al "Padre de las luces de quien desciende todo don excelente" (St 1, 17). La fe es así una pura alabanza.

2643 La Eucaristía contiene y expresa todas las formas de oración: es la "ofrenda pura" de todo el Cuerpo de Cristo "a la gloria de su Nombre" (cf Ml 1, 11); es, según las tradiciones de Oriente y de Occidente, "el sacrificio de alabanza".

Ahora vamos a hacer un ejercicio práctico de oración de Alabanza. Vamos a ver este vídeo y luego me cuentas si no brota de tu corazón el asombro, el reconocimiento, el sentirte pequeño ante esta CREACIÓN y este CREADOR ... Eso es Alabanza. Vamos a ello:






Es cuestión de practicar: admirando la naturaleza, ante el espectáculo de un niño, al ver y reconocer en mi vida quién es Dios, etc, etc, etc. Pruébalo y verás.

Liturgia del día

Nuestros vicarios parroquiales: D. David Casas y D. David Sánchez estarán hasta el miércoles reunidos con todos sus compañeros sacerdotes, ordenados en los últimos cinco años en nuestra diócesis, orando y formándose. Estos días les tenemos especialmente en nuestra oración.

domingo, 15 de febrero de 2009

ES DOMINGO, DÍA DEL SEÑOR


Del Evangelio según san Marcos 1,40-45

"En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: - «Si quieres, puedes limpiarme.» Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: - «Quiero: queda limpio.» La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio. El lo despidió, encargándole severamente: - «No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a pre-sentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés.» Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún Pueblo, se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes"
Siempre ha habido enfermedades malditas. También ahora, mal que nos pese. En tiempo de Jesús la lepra era peor que una maldición. Los leprosos eran la escoria de la sociedad. Expulsados de las ciudades y de los pueblos vivían una muerte lenta y sin esperanza. "El que haya sido declarado enfermo de lepra —dice el Levítico— andará harapiento y despeinado, con la barba tapada y gritando: ¡impuro, impuro! Vivirá solo y tendrá su morada fuera del campamento”.El Evangelio de hoy nos cuenta que en cierta ocasión un leproso quebrantó gravemente la ley. Al ver a Jesús que pasaba, corrió a su encuentro y se hincó de rodillas ante él:—¡Si quieres, puedes limpiarme!
Los que acompañaban al Señor sin duda retrocedieron horrorizados. ¿Cómo se atrevía a acercarse así al Maestro un pecador maldecido por Dios?Pero la reacción de Jesús fue aún más extraordinaria: los tres evangelistas que relatan el milagro subrayan que “extendió la mano y le tocó”.¿Somos capaces de imaginar el terror de los apóstoles? Jesús podía haber curado al leproso a distancia —ya lo hizo en otra ocasión— con sólo expresar un deseo; pero esta vez quiso poner sus manos en la herida y hacerse maldito con el maldito.Nuestro Dios no pasó por el mundo sin contaminarse, como un rey en su carroza de oro, despegado del suelo, para no embarrarse con el estiércol de los caminos. En el huerto de los Olivos se echó encima toda la lepra de los hombres y estuvo a punto de flaquear. San Pablo lo escribe con gran crudeza: “nos redimió de la maldición de la ley haciéndose maldito por nosotros. Porque está escrito: maldito el que pende de un madero”.
Y yo, que debo ser para los demás Cristo que pasa, ¿no deberé abrazar también a los leprosos, y besar sus llagas? Y yo, que soy también leproso, ¿por qué me avergüenzo de enseñar mis úlceras? Así nunca lograré que Jesús me toque y me sane. Reflexión sobre el Evangelio de hoy de Enrique Monasterio, sacerdote.
Y ahora un TESTIMONIO-ENSEÑANZA muy original. El sacerdote Juan Carlos Ramos nos explica que DIOS ES SU GPS. Es una bonita parábola para reflexionar.

Liturgia del día


sábado, 14 de febrero de 2009

¡¡MAGNIFICAT!!


Es sábado, día mariano y traemos al blog una breve y sencilla reflexión del Papa, sobre LA VISITACIÓN de María a su prima Isabel. Fué aquel el momento en el que de labios de María y lo más importante, desde su corazón; brotó el cántico del Magnificat. Muchos lo conocéis, pero también lo adjuntamos para que si tenéis un ratito lo leáis con calma, como si fuera la primera vez que lo leéis y tratemos de empapanarnos de esta alabanza que envolvió a María y a Isabel, cuando Ella llena del Espíritu Santo asistía con asombro a las maravillas que Dios estaba realizando en su vida y en la de Isabel. ¡¡Una maravilla!!


"Antes de preocuparse por sí misma, María piensa en la anciana Isabel, al saber que su embarazo está en un estado avanzado y, movida por el misterio de amor que acaba de acoger en su interior, se pone en camino rápidamente para ir a ofrecerle ayuda. ¡Ésta es la grandeza sencilla y sublime de María! Cuando llega a la casa de Isabel, ocurre algo que ningún pintor podrá plasmar nunca en toda su belleza y profundidad.


La luz interior del Espíritu Santo envuelve sus personas. E Isabel, iluminada desde lo Alto, exclama: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!»


Estas palabras podrían parecer desproporcionadas respecto al contexto real. Isabel es una de las muchas ancianas de Israel y María una muchacha desconocida de una aldea perdida de Galilea. ¿Qué pueden ser y qué pueden hacer en un mundo en el que cuentan otras personas y otros poderes? Sin embargo, María nos sorprende una vez más; su corazón es limpio, totalmente abierto a la luz de Dios; su alma no tiene pecado, no carga con el peso del orgullo o el egoísmo.


Las palabras de Isabel encienden en su espíritu un cántico de alabanza que es una auténtica y profunda interpretación teológica de su historia: una lectura que tenemos que seguir aprendiendo de quien tiene una fe sin sombras ni grietas. María reconoce la grandeza de Dios. Éste es el primer e indispensable sentimiento de la fe: el sentimiento que da seguridad a la criatura humana y que libera del miedo, a pesar de las tempestades de la Historia.Más allá de la superficie, María ve con los ojos de la fe la obra de Dios en la Historia. Por este motivo es bienaventurada, pues ha creído. Su fe le ha hecho ver que los tronos de los poderosos de este mundo son provisionales, mientras que el trono de Dios es la única roca que no cambia, que no se derrumba.


Su Magníficat, con el pasar de los siglos y milenios, sigue siendo la interpretación más verdadera y profunda de la Historia, mientras las interpretaciones de muchos de los sabios de este mundo han sido desmentidas por los hechos en el transcurso de los siglos." Benedicto XVI.


MAGNIFICAT(Lc 1, 46-55)


Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón,derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

AVISO Los sacerdotes de la Parroquia de Sta. María de Benquerencia, han convocado un nuevo acto de reparación para el próximo JUEVES 19 a las 19.00 horas. Nos piden que si podemos estemos presentes, y en todo caso nos unamos a ellos en la oración.

viernes, 13 de febrero de 2009

JOHN PRIDMORE EL MATÓN DE DISCOTECAS QUE SE ENCONTRÓ CON DIOS


¡¡Qué importante resulta para nosotros el testimonio!! Conocemos cómo las primeras comunidades cristianas empezaron a multiplicarse porque según el libro de los Hechos de los Apóstoles, la gente al verles vivir decía: "¡Mirad cómo se aman!". Era su VIDA NUEVA lo que hacía que sus vecinos se preguntaran ¿qué tienen estos, que hace que su vida sea diferente?.

Hoy traemos el testimonio de un jóven que tenía todas las papeletas para acabar muy mal, pero también un ejemplo de cómo la GRACIA de Dios puede sanar, rescatar, renovar y limpiar las vidas, cualquier vida. Su testimonio también pudo escucharse este año pasado en Sidney con motivo de la Jornada Mundial de la Juvetud. Sin más, os presentamos a John.


Extraído de Fe y Razón
Nació en 1964 en el East End de Londres. Con diez años, sus padres se divorciaron. «Decidí inconscientemente no amar nunca más»


"Empecé a robar a los 13 y me encerraron a los 15 en un centro de menores. A los 19 estaba en la cárcel. Me peleaba siempre, y por eso me castigaban en confinamiento. Al salir de prisión, pensé que ya que me gustaba pelear podía usar eso para ganar dinero".
Droga y palizas



John conoció a "unos tipos que parecían tenerlo todo". Le introdujeron en los circuitos de la venta de droga, las palizas por encargo y las tareas de matón de bar y de puerta de discoteca. Trabajaba de "protector". O de "amenazador", depende. Y el dinero fluía. "Pensé que lo que tenía era todo: dinero, poder, chicas, drogas... Pero aún así había algo que faltaba".
Un día dio una paliza a un rival. El padre y el hermano del apalizado vinieron a buscar a John al pub para vengarse. Hubo pelea, y John acuchilló al hermano. Semanas después supo, aliviado, que no había muerto. Pero mientras tanto, con 27 años, dinero y reputación de tipo duro, se hacía preguntas: "¿por qué no soy feliz?, ¿por qué estoy tan furioso?"
La noche que todo cambió


Y una noche, pasó algo.
"Estaba en mi piso, sentado, solo. Me sentía deprimido y vacío. Serían las nueve. Entonces oí lo que solo puedo definir como una voz. Me decía las peores cosas que yo había hecho. Debe ser la TV, pensé, y cambié de canal. Pero la voz seguía allí. Apagué la TV. ¿Es que me estaba volviendo loco? Entonces algo hizo clic en mí: era la voz de Dios, mi conciencia. No podía respirar, era como si me estuviese muriendo. Un miedo terrible me aferró. Me voy al infierno, pensé. Caí de rodillas y las lágrimas asomaron a mis ojos. "Dame otra oportunidad", lloré. De repente, sentí como si las manos de alguien me cogieran por los hombros y me levantaran. Un calor increíble se apoderó de mí y el miedo se evaporó. En ese momento supe, -no sólo creí sino supe-, que Dios es real. Me consumía un sentimiento sobrecogedor de amor. Entendí por primera vez que Dios me amaba. Hasta entonces yo pensaba que mi vida no valía nada".
John necesitaba decírselo a alguien inmediatamente. Al salir de casa, miró su reloj: era la una de la mañana. Lo que le había parecido un minuto eran en realidad cuatro horas. Fue a casa de su madre, acostumbrada a recibirle borracho.
"Mamá, creo que he encontrado a Dios". "¿Qué, a la una y media de la mañana?", dijo ella frotándose los ojos. Su madre llevaba años rezando por él y le confesó que había estado rezado una novena a San Judas, patrón de causas imposibles, a modo de ultimátum a Dios. John abrazó a su madre, "y sentí un amor por ella que no había sentido en mucho tiempo".


Volviendo a la Iglesia
El primer cura con el que habló le dijo que no era el único al que le pasaban estas experiencias. Le animó a confiar en Dios y le invitó a ir a un retiro de cinco días, donde conoció un antiguo heroinómano que había dejado la droga por una experiencia similar a la suya. Le costó unos días cambiar tantos hábitos: librarse de sus cintas de porno, de sus "negocios de droga", cortar una relación inadecuada con una chica.
Por fin se confesó en serio, empezó a trabajar en un comedor para pobres... y acabó en la cárcel 30 días por deudas antiguas que aún tenía pendientes. En prisión aprovechó para rezar, leer, hablar con los capellanes y ayudar a volver a la fe a un gitano compañero de celda. "Parece que Dios me mandó a la cárcel por él", escribió luego.
Los frailes callejeros del Bronx
De nuevo en la calle, a través del padre Stan Fortuna, conoció a los Franciscanos de la Renovación (
www.franciscanfriars.com). Fortuna había sido un músico de rap profesional antes de tomar los hábitos, y evangelizaba en la calle a ritmo de rap. "Los frailes del Bronx", como se les conoce, viven la pobreza callejeando en barrios degradados.
John, con 34 años, fue novicio de los Franciscanos de la Renovación en los peores barrios de Nueva York durante 6 meses. Descubrió que Dios no le quería allí para ser fraile, sino como parte de un proceso de sanación. Volvió a Inglaterra y trabajó en centros de jóvenes conflictivos y en las campañas de Youth2000 (
www.Youth2000.org), un movimiento carismático católico de evangelización para jóvenes.

Un hogar para evangelizar
Finalmente encontró su lugar en la Comunidad de Saint Patrick (
www.stpatrickscommunity.org), un pequeño grupo de laicos que viven juntos en el condado de Leitrim en Irlanda, consagrados a la evangelización. Algunos de ellos, como John, tienen también un pasado complejo: Matthew Beine estuvo años lejos de la fe, entregado a las fiestas nocturnas, Niall Slattery pertenecía a una banda violenta de "hooligans" del fútbol...
Ahora evangelizan mediante retiros de Confirmación, charlas en colegios y encuentros de oración en parroquias. También representan en Irlanda a la ONG "Mary's Meals" (
www.marysmeals.org) , en la que niños de colegios de las Islas Británicas envían "mochilas de comida" a niños del Tercer Mundo. Colaboran con parroquias, con Youth2000, con los Franciscanos de la Renovación...
En Febrero, John está invitado a un viaje por escuelas en Nueva Zelanda, en el que contará su historia en persona a más de 4.000 adolescentes. Su testimonio está en YouTube, en su web (
www.johnpridmore.com) y en dos libros. Viven de la providencia, dedicados a contar al mundo lo que Dios ha hecho en sus vidas.




Hoy es viernes y a las 20.30 en los Salones Parroquiales, continúa el curso sobre S. Pablo.

A las 21.45 Oración en la Parroquia.


Y ahora la presentación de una página, especialmente dirigida a los jóvenes, que han hecho los Salesianos y que seguro que D. Bosco también habría abierto.



jueves, 12 de febrero de 2009

HOY DOS TESTIMONIOS


Anoche estuvimos en el Acto de Reparación que tuvo lugar en la Parroquia de Sta. María de Benquerencia.
Un acto de AMOR muy de verdad. Era conmovedor ver a la gente rezar con tanta devoción, con tristeza, pero con esperanza.
Seguro que las personas que han cometido este acto, nunca habían recibido tanto amor, através de la oración, como recibieron anoche.
Todos nos hacemos más conscientes del inmenso valor de la Eucaristía y de la necesidad, como decía el Párroco nuestro querido paisano Jesús García, de amarle más, de amarnos más entre nosotros.

Enlazando temas, hoy hemos visto publicada la carta de unos padres con una hija en coma, a la que llevan cuidando 17 años. Ellos no pretenden polemizar y desde aquí tampoco, pero es un testimonio que nos debe llegar a todos, porque no se enciende la lámpara para esconderla.

Carta de un padre

«La noticia y la polémica desatada en Italia, con la enfermedad de la joven Eluana Englaro, me ha inducido a escribirle estas líneas. Adelanto que es sólo la opinión de un padre. No pretende polemizar ni menos dogmatizar sobre un tema delicado (quizá de conciencia), y respeto todas las decisiones familiares posibles. Tampoco quiero parangonar el caso de nuestra hija con ningún otro: ni todos los comas son iguales ni siquiera todas las gripes.El coma de mi hija proviene de una enfermedad eminentemente social, una anorexia, que comenzó a los 15 años (5 años peregrinando por distintas clínicas) y que desembocó en tragedia.

Lleva así 17 años; hoy ya tiene 37. No ve, no habla y se mantiene con una sonda nasal. Ha conservado parte de sus sentidos: oye música, la tranquiliza y le gusta. Huele el tomillo y la mejorama, que yo traigo del monte y deshecha los olores fuertes, como la piel de mandarina. Tiene tacto y le gusta que la besemos, que juntemos nuestras caras con la suya y se establezca un flujo de calorcito; que rasquemos con suavidad su cabeza y peinemos su brillante pelo castaño. Le gusta oír nuestras voces a su alrededor, y vuelve sus brillantes ojos negros hacia las mismas. No le gusta sentirse sola. Eso lo sabemos seguro; pero no sabemos más, ni tampoco los neurólogos.

Nuestra economía nos ha permitido hasta ahora cuidarla en casa, sobre todo con la ayuda de su hermana, que la adora. Hace unos meses iniciamos expediente para acogernos a la Ley de Dependencia, hasta ahora sin resultados.Le hacemos gimnasia, la sentamos en una silla de ruedas, la sacamos para que tome aire cuando el tiempo es bueno. Pero el caso de Eluana Englaro nos ha conmovido.Nuestra familia jamás le quitaría la sonda a Paula y solo de pensarlo se nos ponen los pelos de punta. No estoy hablando de religión ni de conciencia; estoy hablando de AMOR. Nuestra hija es la reina de la casa; la queremos con delirio, le cantamos villancicos en Navidad y le damos unas gotitas de champán. Este año un puñado de nieve recién recogida, para que sienta el frió en sus manos. Hemos tenido que prescindir de muchas cosas, pero ya no queremos recuperarlas, y menos a costa de nuestra «chiquilla».Nos ha enseñado a ser felices con menos.Con mi respeto para todos».Juan Antonio T. M.

Hoy incluímos el testimonio de Carlota Ruiz de Dulanto. Su vida, mirada de tejas para abajo, podría ser calificada de absoluto fracaso, pero vista a la luz de la fe, vista con los ojos con los que ella vive, ha quedado TRANSFORMADA porque EL HACE NUEVAS TODAS LAS COSAS.

Verás en la pantalla, la primera parte del testimonio. Al finalizar esta parte, verás otra imágen de
Carlota pequeñita debajo. Pincha ahí y se abrirá la segunda parte y así sucesivamente.

Liturgia del día





miércoles, 11 de febrero de 2009

NO HA TERMINADO EL DÍA...


Y tenemos que hacer otra entrada.


Tristemente Sagrario de la Parroquia de Sta. María de Benquerencia en Toledo,ha sido profanado esta mañana. Han entrado y se lo han llevado.


Ahora podemos reparar con adoración, alabanza, con actos de amor a este AMOR DE LOS AMORES, CRISTO JESUS, que ha sido violentado y que se ha quedado en la Eucaristía también por AMOR a quienes han cometido este acto.
Esta misma noche, en la Parroquia han convocado un Acto de Reparación. Nos unimos a ellos en esta oración.


Señor, ten misericordia de nosotros.
! Oh Cristo ! ten misericordia de nosotros.

Señor, ten misericordia de nosotros.


! Oh Cristo ! óyenos.
! Oh Cristo ! escúchanos.
Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.
Pan vivo que bajaste del Cielo, ten misericordia de nosotros.
Dios escondido y Salvador, ten misericordia de nosotros.
Comida de los escogidos, ten misericordia de nosotros.
Vino que engendras vírgenes, ten misericordia de nosotros.
Pan substancioso y de los reyes regalo, ten misericordia de nosotros.


Sacrificio continuo, ten misericordia de nosotros.
Ofrenda pura, ten misericordia de nosotros.
Cordero sin mancha, ten misericordia de nosotros.
Mesa purísima, ten misericordia de nosotros.
Comida de los ángeles, ten misericordia de nosotros.


Maná escondido, ten misericordia de nosotros.
Memorial de las maravillas de Dios, ten misericordia de nosotros.
Pan sobresubstancial, ten misericordia de nosotros.
Verbo hecho carne, ten misericordia de nosotros.
Dios con nosotros, ten misericordia de nosotros.


Hostia Santa, ten misericordia de nosotros.
Cáliz de Bendición, ten misericordia de nosotros.
Misterio de fe, ten misericordia de nosotros.
Preexcelxo y venerable Sacramento, ten misericordia de nosostros.


Sacrificio, el más santo de todos, ten misericordia de nosotros.
Verdadero propiciatorio por los vivos y difuntos, ten misericordia de nosotros.
Remedio celestial, con el que nos preservamos de todos los pecados, ten misericordia de nosotros.


Milagro asombroso sobre todos los milagros, ten misericordia de nosotros.
Memoria sacratísima de la Pasión del Señor, ten misericordia de nosotros.
Don que excedes a toda riqueza, ten misericordia de nosotros.
Memorial principal del amor divino, ten misericordia de nosotros.


Abundancia de liberalidad divina, ten misericordia de nosotros.
Sacrosanto y augustísimo misterio, ten misericordia de nosotros.
Medicamento de inmortalidad, ten misericordia de nosotros.
Sacramento vivífico digno de todo respeto, ten misericordia de nosotros.


Pan hecho carne por el Todopoderoso, ten misericordia de nosotros.
Sacrificio incruento, ten misericordia de nosotros
Comida y convidado, ten misericordia de nosotros.
Convite dulcísimo en el que sirven los ángeles, ten misericordia de nosotros.
Sacramento de piedad, ten misericordia de nosotros.
Vínculo de caridad. ten misericordia de nosotros.


Oferente y ofrecido, ten misericordia de nosotros.
Espiritual dulzura, gustada en la misma fuente, ten misericordia de nosotros.
Sustento de las almas santas, ten misericordia de nosotros.
Viático de los que mueren en el Señor, ten misericordia de nosotros.
Prenda de la gloria que esperamos, ten misericordia de nosotros


Sénos propicio, perdónanos, Señor.
Sénos propicio, escúchanos, Señor.

JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO

Hoy es 11 de Febrero y celebramos a Ntra. Sra. de Lourdes.


Hace 101 años Bernardette Soubirou acompañada de su hermana y una amiga, se dirigió hacia la gruta de Masabielle para recoger leña.
Un ruído como de viento, le hizo levantar la mirada y allí estaba "La Señora". Aquella fué la primera de las dieciocho apariciones que tuvieron lugar en Lourdes.

Desde entonces Lourdes, es uno de los mayores lugares de peregrinación de todo el orbe católico. Han sucedido numerosos milagros, pero quizás el mayor milagro de Lourdes es que muchos enfermos han encontrado allí un sentido trascendente a su dolor, a su sufrimiento, a su enfermedad.


La Iglesia celebra hoy la JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO y el Papa ha dirigido un mensaje para todos, con especial atención este año a los niños que sufren.

Vaya nuestra oración de hoy por todos aquellos que sufren la enfermedad física, psíquica, el dolor de la soledad, y sobre todo por los que sufren por falta de esperanza.


El Año Paulino, que estamos celebrando, escribe el Papa, ofrece la ocasión propicia para detenerse a meditar con el apóstol Pablo en el hecho que, “como abundan los sufrimientos de Cristo en nosotros, así por medio de Cristo abunda también nuestro consuelo” (2 Cor 1,5). La conexión espiritual con Lourdes recuerda además la solicitud maternal de la Madre de Jesús por los hermanos de su Hijo “aun peregrinos y en medio a peligros y fatigas, hasta que no sean conducidos a la patria beata” (Lumen gentium, 62).


Este año, subraya el Santo Padre en su mensaje, nuestra atención se dirige de manera particular a los niños, las criaturas más débiles e indefensas. “Existen pequeños seres humanos que llevan en el cuerpo las consecuencias de enfermedades que los convierten en inválidos, y otros que combaten con enfermedades aun hoy incurables, no obstante el progreso de la medicina. Existen niños heridos en el cuerpo y el alma como consecuencia de conflictos y guerras, y otras víctimas inocentes del odio de insensatos adultos. Existen muchachos “de la calle”, privados del calor de una familia y abandonados a si mismos, y menores profanados por gente abyecta que viola su inocencia, provocando en ellos una plaga psicológica que los marcará por el resto de la vida. De todos estos niños se eleva un grito silencioso de dolor que interpela nuestra conciencia de hombres y de creyentes”.


La comunidad cristiana, que no puede permanecer indiferente ante estas dramáticas situaciones, advierte el deber de intervenir, reflexiona el Pontífice. De hecho la Iglesia, como he escrito en la Encíclica Deus caritas est, continúa, es la familia de Dios en el mundo. En esta familia no debe existir ninguno que sufra por falta de lo necesario” (25, b). El Santo Padre formula luego auspicios para que la Jornada Mundial del Enfermo ofrezca la oportunidad a las comunidades parroquiales y diocesanas de ser cada vez más concientes de ser “familia de Dios”, y les estimule a hacer perceptible el amor del Señor”.



Hoy te mostramos también un enlace con el Santuario de Lourdes