lunes, 9 de febrero de 2009

Y LLAMÓ A LOS QUE QUISO

"Subió al monte y llamó a los que El quiso" Mc. 3,13


La Parroquia de S. Juan Evangelista, recibió ayer con gran alegría la visita de nuestro hermano Juan Javier Martín, actual Abad del Monasterio Cisterciense de Oseira. Juan Javier presidió la Eucaristía y momentos después él y la madre Cruz, Abadesa del Monasterio de Ferreira de Pantón, compartieron con nosotros el testimonio de su llamada, su vocación, como es su vida diaria y como sienten que ellos, por un don especialísimo del Señor, viven anticipadamente lo que todos estamos llamados a vivir algún día: celebrar y alabar a Dios por toda la eternidad.



Juan Javier también nos anticipó la inminente canonización del Beato Rafael Arnáiz.


Podéis encontrar información sobre el Beato Rafael AQUI y en el enlace a la página del Monasterio de Oseira que tenéis en la columna de la derecha.



Hoy puede ser un buen momento para dar gracias a Dios porque su llamada sigue transformando la vida de las personas que se dejan interpelar, por todas y cada una de las vocaciones al sacerdocio, a la vida consagrada contemplativa y activa que han salido de nuestra Parroquia y que desde el retiro de sus conventos, monasterios, desde sus parroquias están siendo testimonio vivo de ese "SÍGUEME" de Jesús.

Aquí puedes escuchar la HOMILIA






En breve esperamos ofreceros también, imágenes del testimonio que compartieron él y la madre Cruz en los salones de la Parroquia.

Liturgia del día











2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todos, con gran gozo hemos vivido este dia con nuestro hermano Juan Javier, ayer cuando nos hablaban de su vocación me venía al corazón una acción de gracias al Señor, porque recordaba,desde que Juan-Ja nos dejó para empezar este caminito que poquito a poco el Señor le va marcando y hasta dónde está llegando!!, los caminos de Dios siempre sorprenden. La verdad que nos podemos sentir unos privilegiados del Señor, unos "mimados". Oremos por todas las vocaciones, que como decía santa Teresita "son el corazón de la Iglesia".
Hasta pronto
Familia López Martín

Silvia dijo...

Dios sabe en cada época, cómo debe llamar; pero lo cierto es que también estamos en crisis vocacionales. Quizá la economica, colleve una mejoría de la crisis vocacional, pero hasta que esto se haga notar, los jóvenes no escuchan y las vocaciones existentes se resienten. Hace una semana que una amiga deja atrás 13 años de vida en comunidad religiosa. Sucesos como estos, no son poco frecuentes, y tambalean un poco a quien lo sufre, y a quienes alrededor hemos dado gracias por esta entrega en momentos determinados. La fe viene a suplir todo aquello que no entiendo, y en este caso, el Señor me grita cada día, que mi vocación, y en definitiva la de todos, es la del AMOR. Sea cual sea nuestra experiencia pasada, y la actual: vivir en Dios y para Dios, envolviendo todo en Amor.